Tour Gastronómico en Roma, a piedi

Le estamos tomando cada vez más el gusto a los tours gastronómicos, porque conocer la cultura de un lugar no es sólo conocer sus monumentos, sino también su gastronomía.

Los tours gastronómicos son la forma ideal de conocer sitios típicos para comer de la mano de gente del lugar. Además de las especialidades locales, no pueden faltar pizza, helado y café, ¡que seguimos estando en Italia!

 

Pizzería Zazà. Piazza di S. Eustachio

      

Sant’ Eustachio Il Caffè

La cocina típica romana es realmente deliciosa y como en gran parte de Italia, prima la buena selección de materias primas y el mimo por hacer las cosas como siempre.

Sus platos típicos son muy sabrosos y nutritivos ya que se trata de recetas muy antiguas que tienen su origen en los pueblos de la región, pensadas para satisfacer las grandes necesidades energéticas de los campesinos. Dado su origen “pobre”, los platos típicos de la cocina romana suelen ser sencillos y estar elaborados con ingredientes muy cotidianos.

Pasta fresca rellena de ricota y espinacas

Hay que fijarse en los sitios donde están los locales y no los turistas.

      

Restaurante Luzzi. Via di S. Giovanni in Laterano, 88

Para no ENGORDAR EN VACACIONES, las claves son: MOVERSE y beber AGUA.

1.Haz tus trayectos caminando: siempre que te sea posible, busca el momento para caminar. Si estás de visita en una ciudad, planifica tus visitas por zonas  y hazlas a pie. Si estás en un destino fijo, como una casa o apartamento vacacional, busca un momento del día para salir a caminar o a correr, según tus preferencias.

Si lo que INGIERO (como) es igual a lo que GASTO (quemo), “NO ENGORDO”.

2. El AGUA TU MEJOR AMIGA “bebe con frecuencia”. Si por el camino tenéis sed, Roma cuenta con 2.000 surtidores de agua repartidos por toda la ciudad de los que emanan agua día y noche. Hay muchos tipos pero me centraré en los Nasoni, que significa narizones en español, ya que la forma del surtidor metálico recuerda a una gran nariz.

El pequeño secreto que guardan los nasoni radica en el agujerito que tiene el tubo cilíndrico de donde emana el agua. El que acaba de llegar a la ciudad y no se ha fijado cómo beben los locales, suele agacharse para beber agua del chorro que baja del final del cilindro. Error!. No hay que agacharse tanto. Lo que tienes que hacer es precisamente tapar por donde sale el agua con la mano y saldrá un chorrito de agua hacia arriba.

     

BEBER AGUA FRESCA EN ROMA, UNA CUESTIÓN DE NARICES

TOUR POR ROMA (come, centra y camina)

Para que puedas hacerte una idea más clara de Roma, puedes tirar de filmografía y por ejemplo, la película “VACACIONES EN ROMA” puede darte las claves para organizar tu futuro viaje.

Entre los principales lugares de filmación se cuentan la Piazza della Rotonda, el Panteón de Agripa, el Castillo Sant’Angelo y el río Tíber, la Fontana di Trevi, la Plaza Venezia, la Plaza de España, la Iglesia Trinità dei Monti, el Coliseo, la Bocca della Verità, la Via dei Fori Imperiali.

 

 

Mi consejo es que después de llegar y dejar las maletas en el hotel, seguramente ya no tendréis tiempo para poder entrar a ningún monumento, ¿Qué hacer? Pues dar un paseo por el centro y conocer sus calles, plazas y fuentes.

Aunque todo lo hice a pie, os recomiendo coger el metro para llegar a la Plaza de España: su conocida escalinata y el ambiente de la plaza serán una buena forma de comenzar el recorrido a pie.

Coger la Via dei Condotti (calle comercial más importantes) hasta llegar a la Via del Corso. Si seguís caminando por esta calle llegaréis a la Piazza Colonna (con la Columna de Marco Aurelio). Desde esta posición tenéis dos opciones:

1.Si tomáis una de las calles de vuestra izquierda, a escasos metros llegaréis a una imagen que no podréis olvidar: la Fontana de Trevi. Un lugar para parar y, si creéis en la leyenda, tirar la moneda a la fuente.

2. Volviendo sobre vuestros pasos cruzar la Via del Corso hacia la derecha y continuar por la Via di Pietra. En 5 minutos se encuentra el Panteón.

Si ya estáis cansados podéis tomar un cappuccino o  un expresso en La Casa del Caffe Tazza d´oro

Abandonando la Piazza y siguiendo las indicaciones llegaréis a la Plaza Navona, un buen lugar para detenerse y admirar las tres fuentes (VOLVÍ A TIRAR MONEDAS POR SI ACASO 🙂 ).

 

Continuando en la misma dirección veréis el Monumento a Víctor Manuel II, un enorme edificio realizado en honor al primer rey de la Italia unificada. Si tenéis tiempo de sobra, podéis acercaros y ver la Plaza del Campidoglio.

 

Ya se habrá hecho tarde y tras este paseo querréis descansar. Si aún os quedan fuerzas, después de cenar podéis ir a tomar una copa, al Campo dei Fiori, una de las plazas más animadas de la ciudad.

Si disponéis de un segundo día, una buena opción es visitar bien temprano el Vaticano para empezar el día.

Para llegar a la Ciudad del Vaticano deberéis coger el metro hasta la parada Ottaviano. Al salir de la estación tomad la vía con el mismo nombre hasta llegar a la Plaza de San Pedro.

Cuando recuperéis el aliento poneros en la cola para entrar en la Basílica de San Pedro. Si queréis disfrutar de unas vistas magníficas subir a la cúpula y divisar toda Roma a 136 metros de altura.

Cuando bajéis seguir las indicaciones para llegar a los Museos. Si sois afortunad@s no habrá mucha cola. Pensad que al final de todo se encuentra la obra maestra de Miguel Ángel: La Capilla Sixtina.

Al finalizar las visitas podéis tomar la Via della Conciliazione desde la Plaza de San Pedro y  llegaréis al Castillo de Sant’Angelo y al puente con el mismo nombre, sin duda uno de los más bonitos de Roma.

Si os gusta la historia deberéis encaminar vuestros pasos hacia el Foro Romano, el Palatino y el Coliseo. Si no tenéis ganas de andar deberéis coger el metro hasta la parada Colosseo.

Nada más salir de la estación tendréis ante vosotros la gran maravilla de la antigua Roma: El Coliseo. Si encontráis mucha cola en éste (más de 15 minutos) podéis ir antes a visitar el Foro Romano y el monte Palatino. La entrada es conjunta y podréis volver luego al Coliseo sin esperar colas.

  

Si al finalizar todo os quedan ganas, podéis tomar la Via del Teatro Marcello hacia la izquierda. En menos de 10 minutos llegaréis a la iglesia de Santa María de Cosmedin, donde se encuentra la Boca de la Verdad.

 

 

 

 

 

Y para finalizar la tarde noche, podéis Cruzar el río Tíber y llegaréis al Trastevere, uno de los barrios preferidos por todos los viajeros. El ambiente es muy auténtico y los restaurantes son buenos y tienen precios muy asequibles. Podéis acabar tomando un helado en la plaza de la Basílica de Santa María en Trastevere.

    

Final de nuestro tercer viaje a Roma. Una cosa tengo clara, “ritornerò” ¿Por qué?

Porque “Todos los caminos, conducen a Roma.” 

Deja un comentario