CUÉNTAME TU CUENTO

EL CUENTO DEL POR QUÉ DE LA ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

En mi Consulta nutricional Presencial u Online os pido que me habléis de vosotr@s, algo fundamental para entender por qué coméis de una forma u otra. En este post os hablo de la importancia del Autoconocimiento y cómo verbalizando tu propia historia (como hice yo) y analizándola con gafas nuevas, te puede ayudar en tu crecimiento personal y por tanto, empezar a tomar nuevas decisiones y hábitos, que te lleven al bienestar físico y mental.

“La belleza está dentro de nosotros/as, sólo tenemos que mirar hacia dentro y reconocerla para sacarla fuera…”

La vida es un proceso y al principio en mi caso, me revelé contra mi propia realidad. Con el tiempo empecé a madurar y me dejé fluir y vivir, con la mayor intensidad de cada momento, pero a los inicios no fue de forma plena y equilibrada. Era como las olas de un mar, que vienen y van, ¿os sentís identificados verdad?. Luche día a día por ese algo desconocido que me faltaba… Algo que con el tiempo descubrí que ya tenía, AMOR. Un amor universal que siempre residió en mí y que era visible para otros/as pero invisible para mí, por las gafas que un día decidí ponerme y con las que veía sólo un tipo de realidad (por creencias erróneas externas).

Trabajé por ser mi mejor versión desde muy joven, pero siempre buscando verificar todo con mi propia experiencia. Me encanta ser mujer, pero sobre todo, haber sido siempre una guerrera. Luché siempre por la libertad dentro de esta nuestra sociedad, pero la mayor lucha fue conmigo. Conseguir la libertad de simplemente ser yo misma. Y caminé de una manera consciente por el mundo, muchas veces sola y otras tantas acompañada… Así avancé en mi aprendizaje de la vida y en mi propio autoconocimiento.

Me dijeron que hablaba bien y que era buena comunicadora y comencé a hablar más y ver qué pasaba. Dejé atrás mi cueva, esa en la que me refugiaba para pasar desapercibida y no sufrir, por los juicios y críticas ajenos, de esta nuestra sociedad. Y empecé a creer en mí, en mis ideas y mensajes y a afrontar la crítica desde el lado del crecimiento y no desde la destrucción del ser. Y me empodere como mujer y como ser humano. Entonces supe dirigir mis pasos por el buen camino, el mío, ese que me hace sentirme plena y feliz con lo que hago y con lo que soy, sin esperar nada.

Encontré mi sanación gracias a permitirme vivir tal y como soy, pero hasta aceptar eso, pasó mucho tiempo… Hasta que un día, simplemente probé otro camino, me abrí a la posibilidad de vivir “aquí y ahora” y dejé de luchar y resistirme a lo que era “la realidad”. Me acepté y acepté el mundo y sus gentes, tal y como son y me enfoqué en construir y no destruir, desde el AMOR. Esto fue una revolución en mi vida, pero eso sí, una revolución pacífica.

Creo que a mayor cantidad de pruebas te da la vida, mayor es el conocimiento adquirido y con los años creerme, he adquirido una gran cabeza (no por ello soy cabezota). Una mente abierta que me permite readaptarme continuamente a los cambios que se dan cada día. Además descubrí, que poner en funcionamiento los dos hemisferios cerebrales, el racional/calculador/memorístico y el abstracto/creativo/emocional conlleva unos resultados espectaculares, en todos los campos del desarrollo personal, de ahí la importancia que le doy a ENTRENAR NUESTRA MENTE.

Por eso desde hace años decidí compartir con palabras (escritas o habladas) todo lo que sentía y vivía, para intentar tocar el alma de otros/as que sintieran lo mismo que yo y animarlos/as a seguir el camino del bienestar físico y mental, como yo misma lo hice un día.

¿Qué hacer para contrarrestar lo que no me gusta del mundo (y de mí) y esa violencia que con frecuencia sentimos o percibimos en él? Pues sacando de lo más profundo de nuestro ser lo que sabemos hacer mejor. Eso que nos genera felicidad y calma, ya que en ese espacio reside el AMOR. Una fuerza inmensa que todo lo llena de luz y buen rollo.

Aquello que podamos hacer por el mundo, con placer e ilusión, nos reportará siempre bienestar. Y cuando nos sentimos bien, sólo podemos irradiar AMOR (de dentro a afuera).

Hemos venido al mundo a VIVIR TODO, lo bueno y lo malo. En mi caso (como la mayoría) tuve que pasarlo mal en el PASADO para poder llegar a este PRESENTE y comprender, mi propósito en la vida (que es mi ahora) y mi FUTURO. Poder ayudar a quien lo necesite, a mejorar su bienestar físico y mental a través de una ALIMENTACIÓN CONSCIENTE es y será siempre una de mis grandes pasiones…

Por Beatriz de Lara creadora de FoodTraining

Si te gustan mis ideas y mi trabajo:

  • Suscríbete a mi web o a mi Canal de Youtube Beatriz de Lara
  • Sígueme en Facebook e instagram

Deja una respuesta