Come, Centra, Camina (Gastronomía en Florencia)

Tras varios fracasos con las Dietas, una mujer decide encontrarse a sí misma a través de un viaje por Italia. Esta podría ser la sinopsis de un libro, como el best-seller autobiográfico de Elizabeth Gilbert “COME, REZA, AMA”

SABORES DE PELÍCULA. Son varios los films rodados en la TOSCANA, que muestran la tradición, cultura y gastronomía de esta preciosa región de italia.

Por ejemplo, “Bajo el Sol de la Toscana”, cuenta la historia de una mujer recién divorciada y sumida en una profunda depresión, que le impide poder escribir. Caso frecuente en nuestra sociedad, donde las separaciones con papeles o sin papeles (después de años), están a la orden del día. Pero el film muestra, como a medida que se va acomodando en su nuevo hogar, hará nuevos amigos, se descubrirá a sí misma y comprobará que el destino le depara aún muchas sorpresas.

Película con buen aroma y con una frase repetida: quien la sigue, la consigue, aunque en el camino haya tenido que pasar por una que otra pena, que se puede arreglar si hay a quienes cocinar. Buon appetito!

La vida es un constante DESEQUILIBRIO y comprender que vivimos en una montaña rusa, puede ayudarte a llevar mejor las bajadas, aceptando que son parte de la vida. COMER CON SENTIDO, SENTIDO Y CONSENTIDO es fundamental en este tipo de situaciones, ya que tenemos que comer para sobrevivir (y no como consuelo emocional).

Para no olvidar nunca el sentido de COMER, recurro a la expresión “Tenerle respeto a la VIDA”, ya que much@s ya no están y otros much@s luchan cada día por no irse, antes de tiempo. Tenerle respeto a la vida pasa por cuidarse y quererse a través de la buena mesa. CENTRA

Viajar en este sentido te puede ayudar a volver a crear buenos lazos con el ACTO DE COMER, fuera de los quehaceres cotidianos y del estrés propio de vivir en este TIEMPO. Es por eso que hoy, te CUENTO mi aventura en Florencia y todo lo que ví, olí, toque y saboreé, para que salgas de tu zona de CONFORT, mientras COMES, CENTRAS y CAMINAS.

FLORENCIA

MO SI una cafetería con encanto con el mejor café de Florencia, como no, Café Napolitano (dato que mi casera dejó grabado en mi mente, por la contundencia de su afirmación).

Ubicado en Via Nazionale, cerca del Mercato de San Lorenzo y el Mercato Centrale.

Puedes degustar diferentes tipos de cafés hechos con esmero y diferentes tipos de desayunos.

Desayuno italiano tipo “Cappuccino (senza zucchero) y Cornetto” (variante italiana del kipferl austriaco y el croissant francés, que contiene menos mantequilla), merece la pena “assaggiare” (probar en italiano).

GUSTAPIZZA, pizzería al otro lado del río ARNO “Oltrarno”, cerca della piazza del santo Spirito y en las inmediaciones del gran Palazzo Pitti.

El detalle del corazón fué bonito, pero creerme que su sabor, fue lo que me dejó mejor sabor de boca. Ingredientes de calidad y un trato cuidado por lo que se hace y se elabora.

Precios asequibles y de nuevo Nápoles, presente en la mesa. Tengo claro mi próximo destino, “Nápoles”

EL GELATO

Cerca della piazza de la Signoria, una parada obligada es probar uno de los magníficos helados artesanales de este ciudad.

Yo elegí uno pequeño de tiramisú y chocolate blanco fundente, especialidad de la casa (según quien me lo sirvió).

La curiosidad hizo que viera entre los diferentes helados, algo muy muy cercano y conocido por mi Helado de “Málaga”.

Málaga siempre me acompaña. Algo que hizo que valorara y anhelara a la vez, aún más a mi ciudad adoptiva.

 

 

 

 

 

 

EL APERITIVO

En España asociamos el aperitivo con la hora de la comida; en Italia se celebra por la tarde, antes de la cena, o para cenar. A partir de determinada hora de la tarde (18 o 19), hay aperitivo a un precio fijo (ronda los diez euros, aunque varía según el sitio). Los clientes piden una bebida (alcohólica, ya sea vermú, cerveza o cócteles) y pueden comer lo que quieran de un bufé (platos de pasta, bruschettas, ensaladas y embutidos de la zona) y dura hasta las 21h.

En mi caso tomé el aperitivo en un local de la Via dei Renai. No me gustó la comida mucho, por lo que no haré critica ni positiva ni negativa. Antes de sentaros, ver la comida… El Mojito perfecto!!

VISITA AL MERCATO CENTRALE 

Solo desde dentro puedes entender la cultura gastronómica de un país o una región. Los Mercados de cualquiera de las ciudades que visites, pueden ser un punto de inflexión en tu viaje. Una manera de ver las cosas de dentro hacia afuera y descubrir el valor de lo que cuesta las cosas buenas y bien elaboradas, que nos llevamos a la boca. COME

Disfrutar de un parón, en el mismos caffe Centrale, donde degustar un riquísimo Cappuccino hecho con amor y mimo (por su barista), sólo costó 1,40 €.

Me llamó muchísimo la atención el que ofrecieran miele con un mensaje Claro “Miel, el Azúcar natural” Da la casualidad que es como endulzo yo todo, con Miel Miel.

Un Momento Consciente y Disfrutón!

PANINO All´Antico Vinaio

Me habían hablado bien, de los auténticos PANINI, BOCATAS ITALIANOS, pero no de cualesquiera.

Me dieron la instrucción clara de que tenía que ir a probarlo, All´Antico Vinaio, en Via dei Neri.

No fué dificil de encontrarlo, ya que dos filas enormes se agolpaban en las dos puertas de acceso. Esto hizo que no pudiera disfrutar del tan famoso Panino, pero os animo a que lo cateis por mi.

SIMBIOSI ORGANIC

Este restaurante de pizza y pasta ecológica podrás encontrarlo en Via De’ Ginori 56.

¿POR QUÉ BIO? La agricultura orgánica es un tipo de agricultura que considera todo el ecosistema agrícola, explota la fertilidad natural del suelo, lo favorece con intervenciones limitadas, quiere promover la biodiversidad del entorno en el que opera y excluye el uso de productos sintéticos y organismos genéticamente modificados (OGM).

Esto garantiza una mayor calidad y una ingesta nutricional más saludable, además de respetar nuestra Tierra y el equilibrio con la naturaleza.

http://www.simbiosi.bio

 

Después de tanta comida y bebida, pensaréis, ¿una Nutricionista hablando de comer y disfrutar? ¿Por qué no? Nunca fui una Nutricionista al uso, sino una Entrenadora Nutricional. Saber elegir los alimentos, combinarlos bien y tomarlos en la cantidad justa (las que el cuerpo necesita) son las claves para comer bien y equilibrado.

Pero otra de las claves está en MOVERSE. Durante mi visita a Florencia me moví y mucho, porque quise VIVIR la experiencia como una Italiana más, por lo que la opción de tumbarme en el Hostal nunca fue una opción. ¿Y cogí peso? No, al contrario, hubo un equilibrio perfecto entre la ingesta y el gasto (sin tener que darle vueltas a la cabeza)

La MOTIVACIÓN es fundamental para comenzar a CAMINAR y que mejor que un viaje, que despierte tu curiosidad por salir de casa. Cuestas para subir al Piazzale Michelangelo y ver una maravillosa puesta de sol. Las Escaleras del Duomo. Cruzar al otro lado del río ARNO “Oltrarno”. Recorrer el Palazzo Pitti y su inmenso Giardino Boboli. Visitar los diferentes Mercadillos de la ciudad. O simplemente sal a la via y CAMINA… <<Caminante no hay camino se hace camino al andar>>

Deja un comentario